DESTINOS
* malaika, del suahili: Ángel
VIKINGOS, BALLENAS Y AURORAS BOREALES, expedición naturalista y antropológica al Gran Norte - DEL 1 AL 7 DE FEBRERO 2021 - Guiado por JOSÉ LUIS RIVERA

Del 1 al 7 de Febrero 2021
Duración: 7 dias
Tamaño del grupo: 15 expedicionarios 

 

Precio por persona, en habitación doble: 2450,00€
Tasas (a reconfirmar en el momento de la emisión): 50.00€
Supl. habitación individual: 300,00€

 

Viajar al Gran Norte siempre es emocionante para los amantes de la exploración geográfica. Nos sentiremos expedicionarios, tanto desde el punto de vista más histórico –puesto que Noruega fue tierra de vikingos¬ como desde la admiración y fascinación que sentimos por los grandes descubridores polares y los naturalistas oceanográficos. De la mano de Jordi Serrallonga, y su pasión por el Pasado, la historia natural y la aventura de viajar, reviviremos los tiempos de la cultura vikinga pero también las vicisitudes de heroínas como Perary, y héroes como Nansen, Amundsen. Ellas y ellos navegaron entre ballenas y durmieron bajo la luz y danza de la Aurora Boreal.
¿Te enrolas con nosotros?

 

Plan de vuelos: 

BARCELONA OSLO           1 FEBRERO              DY 1741               1325 / 1650
OSLO EVENES                    1 FEBRERO              DY 366                1755 / 1935
EVENES OSLO                    7 FEBRERO              DY 363                1540 / 1720
OSLO BARCELONA           7 FEBRERO              D8 5525               1920 / 2250

 

DÍA 1.- 01 FEBRERO              BARCELONA – OSLO – NARVIK - EVENES
Inicio de la expedición polar
Desde Barcelona, nos pondremos las botas de exploradores como Nansen y Amundsen, o de exploradoras como Josephine Peary, para encaminarnos hacia las puertas del Gran Norte. Por lo tanto, antes de partir, o a nuestro regreso, puede ser interesante visionar las películas: Amundsen (2019) y Nadie quiere la Noche (2015).
Tras una escala en Oslo –la capital de Noruega–, volaremos hacia Narvik, y de ahí nos dirigiremos a la población de pernocta: Evenes.
Con suerte, en las montañas cercanas, ya la primera noche podremos observar las Luces del Norte.
Alojamiento. 

 

DÍA 2.- 02 FEBRERO               EVENES - ANDENES
El antropólogo inocente: la cultura sami
Desayuno
Desde Evenes nos dirigiremos hacia la localidad de Andenes. La ruta por carretera nos permitirá descubrir grandes maravillas. Por ejemplo, podremos meternos en la piel del antropólogo de campo y documentar la cultura sami.
Los sami son una etnia del Gran Norte, el origen de muchos pueblos actuales de la Europa septentrional. Desarrollaron su modo de vida alrededor de la recolección y la pesca, pero, sobre todo, a partir de la economía derivada de sus rebaños de renos.
Para los arqueólogos estudiar la etnia sami es un privilegio. Y es que, de alguna manera, son uno de los pocos referentes  –no fósiles– de los que disponemos para conocer cómo fueron las sociedades cazadoras-recolectoras del Paleolítico europeo. En efecto, ¡Paleolítico! Los sami no domesticaron a los renos –la domesticación y producción de animales, salvo el perro, se inicia con las sociedades neolíticas– sino que controlaron grandes rebaños de estos mamíferos. Controlar no implicar variar el genoma de una especie vegetal o animal –son renos que continúan siendo salvajes–, simplemente mueven a sus rebaños hacia donde más les interesa; explotando la carne, grasa, astas, huesos, etc...
Por supuesto que los actuales sami no son gentes «primitivas» –tal como se los había descrito en ciertas ocasiones–, sino que son tan Homo sapiens y contemporáneos como nosotros; pero su cultura material, forma de vida y muchas de las costumbres que aún mantienen son un patrimonio y una riqueza cultural que hemos de conocer y preservar. Y es que, cada vez más rápido, la tradición sami es fagocitada por la Globalización.

Recomiendo el libro Auroras de medianoche. Viaje a las cuatro Laponias de Luis Pancorbo López (editorial Fórcola, 2013).

Alojamiento. 

Notas:

"En Sortland, una de las islas del Archipiélago Vesteralen en Noruega, visitaremos a Laila, ella y su marido son los únicos samis que siguen viviendo del reno en la zona, de la actividad del reno y de su economía. Laila ya no vive en la Siida, la tradicional tienda trashumante sami. Tampoco se desplaza en un reno, su mundo ha cambiado, ahora tiene un quad para moverse. Laila, como todas las mujeres sami, se ocupa del día a día de la casa y de los renos, su marido se encarga de pastorearlos en primavera y verano; en invierno viven en un establo.
Laila nos cuenta sus tradiciones y su historia. En la cultura sami, las mujeres son las encargadas de enseñar la cultura de forma oral a los más jóvenes. No hay escuela sami, ni textos sami.
Laila no tiene hijos. Cuando ella falte, su cultura no podrá ser transmitida a las nuevas generaciones en Sortland y probablemente, con ella, se acabe ese mundo en estas tierras. Hoy existe una escuela sami, sí, pero está tres horas de camino en bus." 

 

DÍA 3.- 03 FEBRERO               ANDENES
Maravillas de la naturaleza: exploración oceanográfica
Desayuno
Con motivo de nuestra tercera jornada de expedición habrá llegado el momento de meternos en la piel del naturalista y explorador polar Fridtjof Nansen. Este eminente noruego navegó en el SS Viking para estudiar el comportamiento de los animales marinos y la geografía de las tierras del Gran Norte, y también a bordo del Fram: el buque oceanográfico noruego, construido en 1893 y en activo hasta 1912, que fue utilizado por varios exploradores para sus expediciones por el Ártico y la Antártida. El majestuoso velero salió de los astilleros con el casco de madera más sólido de la historia de la navegación; lo cual le permitía actuar como embarcación rompehielos.
Nosotros no necesitaremos un rompehielos, pero sí una lancha para ir en busca –siempre en función de las condiciones meteorológicas– de ballenas jorobadas, cachalotes y orcas.
El telón de fondo serán las espectaculares vistas de las islas Andoy, Senja y Bleiksoya. Durante la navegación naturalista, además de los cetáceos que pudiéramos avistar, también podremos conocer varias especies de aves marinas.
Más tarde, miraremos del mar hacia el cielo. Al caer la noche, nos preparamos para, en función de los caprichos de la naturaleza, contemplar el espectáculo ofrecido por las auroras boreales. Habremos de ser pacientes, pues es un fenómeno natural producto del azar... no existe programa alguno.
Aunque, en el pasado, muchos pueblos creyeron que se trataba de magia y señales de los dioses, la ciencia acabó demostrando que el origen de las auroras boreales está en las partículas solares con las que juega nuestra magnetósfera; una especie de burbuja magnética que nos protege, precisamente, del Sol. Por lo tanto, si la magnetósfera y las partículas solares se alían con nosotros, vislumbraremos colores y formas en el cielo que son capaces de cautivar a todo observador.
Alojamiento.     

Un consejo:
Para fotografiarlas es mejor que empecemos a estudiar las prestaciones de nuestras cámaras. Por ejemplo, dependiendo del resultado que busquemos, lo mismo será necesario llevar algún pequeño trípode, un equipo fotográfico que no sea únicamente el del teléfono celular, etc...
Pero, lo más importante –no lo olvidemos jamás–, es disfrutar de este espectáculo natural con nuestros ojos. 

 

DÍA 4.- 04 FEBRERO               ANDENES - ISLAS LOFOTEN
Auroras boreales: un viaje desde el sol al polo norte magnético
Desayuno 

Notas:
"El pueblo pesquero de Bleik es una pequeña comunidad con 400/500 habitantes.
La brillante playa blanca de Bleiksstranda ha dado a la comunidad su nombre: «bleikr» significa pálido o de color claro. Los acantilados de aves en la isla de Bleiksøya –que se encuentran  frente a la playa– son el lugar de anidación de más de 40.000 parejas de frailecillos, así como una gran colonia de águilas de mar. En invierno algunos juveniles no emigran y los podemos ver sobrevolando la costa o nadando en sus tranquilas aguas. También es fácil ver alcatraces marinos y focas grises, las últimas focas europeas."

Tras el desayuno, nos dirigiremos a las playas de Bleik.
Y, a continuación, cruzaremos todo el archipiélago para tomar el ferry de Sortland y desembarcar en las emblemáticas Islas Lofoten. Un lugar donde también dedicaremos nuestros esfuerzos en la observación y captura de las Auroras Boreales.
Estaremos en el mejor lugar del mundo para contemplarlas en toda su magnitud: la región polar. Y es que, como hemos dicho, se trata de partículas emitidas por las erupciones solares. Tras un largo viaje por el Sistema Solar son atraídas por la capa magnética que engloba a la Tierra y que, en la zona del Polo Norte Magnético, forma una especie de círculo que hace posible –tras liberarse la energía producto de la interacción de las partículas solares con las capas altas de la atmósfera– la visualización de las auroras boreales. Técnicamente, existen auroras boreales en cualquier parte del Mundo, pero aquí son más habituales y espectaculares.

Notas:
"Quizá no sea sorprendente, que el espectáculo de la aurora boreal haya creado tantas leyendas como personas la han visto. El tambor de los chamanes de los samis muestra símbolos de la aurora boreal.
El fenómeno tiene varios nombres en sami; por ejemplo, es conocida como Guovssahas, que significa "la luz que puede oírse". Tradicionalmente, los Sami, el pueblo indígena de Noruega, han asociado la aurora boreal con el sonido. Durante la época vikinga, la aurora boreal era la armadura, de las vírgenes guerreras valkirias que emitían una extraña luz destellante." 

 

DIA 5.- 05 FEBRERO               ISLAS LOFOTEN
El paraíso de los fiordos: en territorio vikingo
Desayuno.
Mimetizados en el papel de exploradores marinos, exploraremos el territorio natural de las islas Lofoten. Desde los pueblos de pescadores, entre playas y acantilados, imaginaremos que oteamos la llegada de una partida de guerreras y guerreros vikingos, a bordo de su barco tipo drakkar.
Con vela colorida e hilera de remos, enfilan la boca del fiordo. Los fiordos son formaciones geológicas que nos hablan de la acción de los glaciares desde tiempos remotos; de hecho, son entradas de mar en los valles que excavó lentamente el paso de un glaciar. El territorio y escondite de los antiguos vikingos.
Muchos de nosotros hemos crecido –hace unos años llegaron las dos versiones cinematográficas– con una de las series animadas de la televisión quizá más ingeniosas: Vicky el Vikingo.
Es posible que, sin ser demasiado conscientes de ello, sus creadores se avanzaran a la visión que la Arqueología moderna, hoy nos ofrece acerca de este mítico pueblo: la de unas gentes con conocimientos muy avanzados y, viviendo, como hicieron otras sociedades, en el seno de asentamientos de agricultores, ganaderos, cazadores y pescadores en el Norte de Europa.
También es cierto que Vicky el Vikingo reforzaba uno de los tópicos que siempre se han asociado a los vikingos. Y es que, al contrario de los que ha popularizado el cine y la literatura más alegórica, jamás portaron cascos con cuernos. Esta idea del casco con cuernos es autoría de los pintores y poetas románticos del siglo XIX, así como de algunas operas wagnerianas.
Vikingos, un pueblo que solo recibía dicho gentilicio cuando se embarcaban para navegar y guerrear; el resto se quedaba en tierra atareados con la vida agrícola y ganadera. Un pueblo que, a pesar de la fama que arrastra, no era más sanguinario ni terrible que cualquier otro que –en la Historia de la Humanidad– se halla dedicado a conquistar y saquear las riquezas de naciones extranjeras. Es cierto que los vikingos asaltaron abadías en Escocia, y remontaron ríos –con sus barcos de guerra de escaso calado–, como el Támesis, hasta llegar a Londres; y también protagonizaron incursiones en Francia y la Península Ibérica. Pero, eran tan buenos guerreros como comerciantes y gobernantes; siempre bajo la protección –entre el elenco de deidades de la mitología nórdica–, de Thor –dios del trueno– y Odín. Después recibirían la influencia del cristianismo.
Como hemos dicho, los vikingos son mucho más que la imagen bárbara labrada en películas como Los Vikingos (1958), con el gran Kirk Douglas. Fueron hábiles navegantes y exploradores; los primeros que llegaron a América antes que Cristóbal Colón.
Alojamiento. 

 

DÍA 6.- 06 FEBRERO               ISLAS LOFOTEN - NARVIK
Vikingas y vikingos por un día
Desayuno
Las islas Lofoten son indisociables de la extinta cultura vikinga. Precisamente, en la población de Borg, los arqueólogos han descubierto la mayor casa comunal vikinga hasta ahora excavada. Si hemos seguido las diferentes temporadas de la serie de televisión Vikingos –muy recomendable para los expedicionarios y expedicionarias que todavía no la conozcan– seguro que tenemos en mente la casa comunal donde el rey de una región, o el jefe de una población, vive con su familia, ofrece banquetes e imparte justicia; era un lugar de reunión para la comunidad. Si queremos revivirlo, lo haremos no gracias a la Máquina del Tiempo de Wells sino a la Arqueología Industrial.
En efecto, la visita del Museo Vikingo Lofotr permite entrar en la casa comunal vikinga hallada en Borg: 83 metros. Es una reproducción levantada con los mismos materiales de la época, y fiel a todos los detalles de la época vikinga. Diferentes expertos, ataviados con las ropas y complementos que portaban los genuinos vikingos, muestran al viajero del tiempo –entre otras muchas actividades– cómo cocinaban, curtían las pieles o tejían. La Arqueología Experimental intenta reproducir todos los gestos, técnicas y materiales que fueron empleados en otros momentos del pasado.
Y del pasado seguiremos viajando por el tiempo hasta llegar al presente. Pues, por la tarde, intentaremos el avistamiento de los grandes alces en su hábitat natural. Pero, no solo viven alces en la zona... se esconden otros muchos animales terrestres, así como aves: la fauna que rodea a los pueblos de pescadores actuales situados entre playas, acantilados y fiordos de ensueño. Lugares que también vivieron su particular pesadilla durante la Segunda Gran Guerra Mundial. Recomiendo el visionado de la clásica película protagonizada por Kirk Douglas, Richard Harris y Ulla Jacobsson: Los Héroes de Telemark (1965).
Durante el traslado hasta Narvik podremos reflexionar sobre lo vivido y experimentado en la tierra de las ballenas, fiordos, vikingos, sami y cualquiera de las maravillas que encierra el Gran Norte.
Alojamiento.           

 

DÍA 7.- 07 FEBRERO               NARVIK – OSLO - BARCELONA
Rumbo sur: del Gran Norte a Barcelona
Desayuno
Tras el desayuno, a la hora convenida traslado al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso a Barcelona vía Oslo.