DESTINOS
* malaika, del suahili: Ángel
MARCHE Y UMBRÍA, el corazón verde de Italia - DEL 13 AL 20 DE SEPTIEMBRE 2021- Acompañante de MALAIKA VIATGES

Del 13 al 20 de Septiembre 2021
Duración: 8 dias

 

Precio por persona en  habitación doble : 2600.00€
Tasas de aeropuerto (a reconfirmar en el momento de la emisión) : 40.00€
Supl. habitación individual : 250.00€

*Precios válidos grupo de 15 personas

 

Un itinerario que combina las bellezas naturales de Marche con las románticas y pintorescas aldeas de Umbría.
Comenzando desde Bolonia, visitaremos las maravillosas cuevas kársticas de Frasassi, la Reserva Natural Gole del Furlo, donde anidan las águilas reales y, después de visitar la encantadora ciudad de Urbino (Patrimonio de la UNESCO), finalmente llegaremos a Umbría, el corazón verde de Italia. Aquí descubriremos el gran patrimonio histórico-cultural de esta región, llena de castillos, fortalezas y aldeas encaramadas en montañas y colinas.
En este viaje poético, visitaremos pequeños pueblos con callejones estrechos y casas de piedra, donde las tradiciones aún están bien conservadas: éste es el caso de Gubbio, Spello, uno de los "burgos más bellos de Italia" y Rasiglia, atravesados por arroyos de agua y cascadas. Las maravillosas Todi, Spoleto y Asís (Patrimonio de la UNESCO), nos encantarán por su historia magníficamente conservada; y un día en el lago Trasimeno será una oportunidad para descubrir las islas y pueblos de esta verdadera perla de Umbría.
El regreso a la región de Marche nos llevará a una caminata espectacular en el llamado "Gran Cañón de Marche", entre las altas paredes de roca roja de las montañas Sibillini. 

Características del viaje 

  • Viaje dinámico de fuerte interés histórico-cultural y naturalista.
  • Todas las caminatas planificadas son cortas y sin dificultad.
  • El acceso a las Cuevas de Frasassi no requiere habilidades físicas particulares, sino una buena adaptación a un entorno oscuro que también tiene pasos estrechos y túneles; mientras que el corto paseo por el sendero de "Lame Rosse" en las montañas Sibillini y el de la Gola del Furlo son bastante simples, sin desniveles particulares.
  • Los zapatos de trekking son esenciales para el sendero Lame Rosse.

 

BARCELONA – BOLONIA          13 SEPTIEMBRE         VY6524         08.10 / 09.50
BOLONIA – BARCELONA          20 SEPTIEMBRE         VY6523         17.00 / 18.45

 

DÍA 1.- 13 SEPTIEMBRE         BARCELONA – BOLONIA – SAN MARINO – ANCONA – SENIGALLIA
Almuerzo
Presentación en el aeropuerto de Barcelona, terminal 1, mostrador de la compañía Vueling, 2 horas antes de la salida del vuelo. Encuentro con nuestra acompañante. Facturación del equipaje y embarque en el vuelo con destino Bolonia. Llegada y encuentro con nuestro guía local.
Salida para realizar la visita del centro histórico de San Marino, la república más antigua del mundo, que data del siglo XIII, encaramado en el Monte Titano ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Almuerzo en un restaurante en San Marino.
Por la tarde, acompañados por el guía local, visita de la ciudad de Ancona, la capital regional, fundada por los griegos con el nombre de Ankón (codo). De hecho, el antiguo núcleo de Ancona se encuentra en un promontorio en forma de codo doblado que protege el puerto de forma natural. La ruta comenzará en la catedral de San Ciriaco, situada en la cima de la colina de Guasco, y luego continuará a pie a través de la iglesia de San Francisco, la plaza del Papa, la iglesia de San Domenico y los edificios históricos. Al finalizar la visita, traslado al hotel en Senigallia.
Alojamiento.

 

DÍA 2.- 14 SEPTIEMBRE         SENIGALLIA – URBINO – RESERVA NATURAL DE LA GOLA DEL FURLO – SENIGALLIA  -   85 km aprox.
L
a encantadora ciudad de Urbino y las águilas reales en la Gola del Furlo.
Desayuno-almuerzo
Salida hacia Urbino, cuyo centro histórico figura entre los lugares catalogados como Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1998. Por la mañana, encuentro con el guía local para la visita de la ciudad. Visita del Palazzo Ducale que alberga la Galleria Nazionale. Conserva colecciones de arte de los máximos exponentes del Renacimiento italiano, como Rafael, Piero della Francesca, Paolo Uccello y Tiziano. De gran interés es el "Studiolo di Federico da Montefeltro", con paredes de madera finamente incrustadas. Continuaremos con la Casa Natale di Raffaello Sanzio (1483), en cuyo interior se guardan copias de sus pinturas y homenajes que el pintor recibió de los artistas de la época. Almuerzo.
Traslado breve a la cercana Reserva Natural de Gola del Furlo, establecida en 2001 para la protección del territorio, que se extiende por unas 4.000 hectáreas, entre bosques y picos vírgenes, por la zona que bordea el río Candigliano, cerca del pueblo de Acqualagna. Los primeros en cruzar el cañón fueron los etruscos, más tarde los romanos, los cuales incluyeron este tramo de carretera en parte de la Vía Flaminia y construyeron un gran túnel (emperador Vespasiano, 76-77 d.C.) que hoy en día sigue en funcionamiento. El cañón tiene enormes paredes rocosas, de cientos de metros de altura, que se reflejan en aguas verdes y claras, antaño profundas e impetuosas, ahora tranquilas e inmaculadas, debido a la construcción de una presa. Una caminata tranquila (aproximadamente 1 hora y media) nos espera dentro de esta área. Es un camino simple y plano lleno de emociones, entre una multitud de flores que crecen en este entorno y aves rapaces que vuelan y anidan en las empinadas paredes del desfiladero. Regreso al hotel.
Alojamiento. 

 

DÍA 3.- 15 SEPTIEMBRE       SENIGALLIA - CUEVA DE FRASASSI – GUBBIO – ASÍS     -150 km aprox.
Desde el complejo kárstico de Frasassi hacia Umbría para descubrir Gubbio: una joya perfectamente conservada.
Desayuno-almuerzo
Salida hacia la ciudad de Genga, donde se encuentra la entrada a las cuevas de Frasassi, un complejo kárstico, entre los más grandes y fascinantes del mundo, ubicado en las entrañas del Parque Natural Gola della Rossa y abierto al público desde 1974. Con un experto guía, descubriremos formaciones de piedra caliza, como estalactitas y estalagmitas de dimensiones ciclópeas, algunas de las cuales son transparentes, como arabescos de cristal, que se reflejan en estanques de cuentos de hadas, profundos hasta los 25 metros. ¡En el camino encontraremos una serie de cavidades tan grandes que incluso pueden recordar a la Catedral de Milán!
Al final, tiempo libre para un corto paseo al Templo de Valadier, construido por el arquitecto homónimo por encargo del Papa León XII, en 1828. Almuerzo.
Por la tarde, partimos hacia Gubbio, una de las ciudades más antiguas de Umbría, verdadera joya perfectamente conservada a lo largo de los siglos, testificada por las Tablas de Eugubine (que datan del siglo II o III a.C), conservadas en el símbolo de la ciudad (Palazzo dei Consoli).
En Gubbio, San Francisco se refugió después de alejarse de Asís, destinando su vida a ayudar a los más débiles. Precisamente, por esta razón, la ciudad tiene numerosas rutas y caminos que atraen a miles de peregrinos cada año. Visita del centro histórico con guía local. Al final de la tarde, salida hacia la ciudad de Asís.
Alojamiento. 

 

DÍA 4.- 16 SEPTIEMBRE         ASÍS – SPELLO - RASIGLIA - ASÍS   -112 km aprox.  
La riqueza medieval de Asís y las dos aldeas de Rasiglia y Spello, donde el tiempo parece haberse detenido.
Desayuno-almuerzo
Después del desayuno,encuentro con el guía local para la visita de Asís (Patrimonio de la UNESCO desde 2000) es una ciudad que domina los valles de Umbría, y uno de los sitios religiosos más importantes de Italia. Famosa por ser el lugar de nacimiento de San Francisco, así como por ser el centro medieval mejor conservado de toda la península. La visita comienza con la Basílica de Santa Chiara, que alberga el famoso crucifijo de San Damián, un verdadero ícono religioso que, según la tradición, "habló" a San Francisco. En el corazón del centro, se encuentra la Piazza del Comune, con el Palazzo dei Priori, la sede del municipio, el Palazzo del Capitano del Popolo, la Torre del Popolo y el templo romano adyacente llamado della Minerva. Construido en el primer siglo, todavía se conserva perfectamente y nos encantará, como le sucedió a Goethe durante su viaje a Italia a finales del siglo XVIII.
Continuaremos con la Basílica de San Francesco, que domina el Monte Subasio y consta de dos iglesias: la superior, que recuerda un estilo gótico francés, y la inferior, más cercana al estilo románico. La visita termina con la tumba del santo.
La basílica, finalizada alrededor de la primera mitad del 1200, es un verdadero centro de espiritualidad franciscana. Conserva lo mejor del arte medieval, desde Cimabue hasta Giotto, a los cuales se atribuyen increíbles frescos que ilustran la vida de San Francisco; desde Simone Martini hasta Pietro Lorenzetti, y desde Jacopo Torriti a Pietro Cavallini. Almuerzo.
Por la tarde, traslado a una aldea maravillosa, la de Spello, elegantemente envuelta en paredes de piedra y caracterizada por casas de roca rosa. Spello es famosa por la "muestra floral" que cada año, con motivo del Corpus Domini, en junio, llena la ciudad con alfombras de flores que parecen verdaderos cuadros. Continuación para la visita de Rasiglia, otra típica aldea medieval llamada "la pequeña Venecia de Umbría" por los arroyos y cascadas que fluyen por todo el pueblo, creando una atmósfera de cuento de hadas. Regreso a Asís.
Alojamiento.

San Francesco d’Assisi
Pensando en Umbría, uno no puede evitar pensar en el santo y patrón más famoso de Italia: San Francisco de Asís. Nació entre diciembre de 1181 y septiembre de 1182 (la fecha exacta no es segura). De padres ricos, el padre un comerciante rico y la madre una mujer noble. Se le dio el nombre de Giovanni al nacer, pero pronto se cambió a Francesco por su padre, que regresaba de un viaje de negocios desde Francia.
A la edad de 24 años, Francesco recibe la "llamada del Señor" y renuncia públicamente a sus posesiones paternas en la plaza del Vescovado de Asís, encaminándose hacia una vida de oración y obediencia. Los comienzos, ciertamente, no son fáciles ni comprensibles ni para la gente ni para el clero. Su conversión tuvo lugar en Gubbio, donde encontró refugio con la familia Spadalonga. Es aquí donde conoce la pobreza y la enfermedad, cambiando radicalmente su vida. Desde el principio comienzan a aparecer los signos de su conversión, como el milagro del lobo de Gubbio: "Hermano lobo, te ordeno, en el nombre de Jesucristo, que ahora vengas conmigo sin dudar nada, y paremos esta paz en el nombre de Dios". O del crucifijo de San Damián, que cobró vida antes de la oración del santo, invocando la reconstrucción de la iglesia ruinosa del mismo nombre, donde Francesco solía rezar, y más generalmente a la reconstrucción de la Iglesia, considerada como una institución, porque estaba demasiado lejos de las directivas del Evangelio. Por lo tanto, comenzó a tener los primeros seguidores que se vestían como él, con un hábito áspero rodeado de una cuerda. Es siempre en este período cuando San Francisco comienza a dedicarse a escribir lo que será la Regla Franciscana. Solo en 1209, después de varios obstáculos, el Papa Inocencio III aprobó la Regla de la Orden y autorizó a San Francisco a predicar entre la gente. Así, San Francisco comenzó a viajar por el mundo, llegando a Egipto (1219-1220 durante las Cruzadas) por el sultán Melek El Kamel. En 1224, San Francisco recibió los estigmas, un milagro que nunca antes había sucedido, a excepción de Jesús. Cercana su muerte, fue llevado de Siena a Asís y, más precisamente, a la Porziuncola. En este periodo, solo una pequeña capilla, donde murió el 4 de octubre de 1226. Su sucesor, Fray Elia, quien se convirtió en el director de la orden después de su muerte, anuncia al mundo la presencia de estigmas en el cuerpo de San Francisco, seguido de una serie de escepticismos sobre su figura que duraron siglos. Cuando Francesco fue proclamado santo (1228) por el Papa Gregorio IX, el manifiesto de la canonización no mencionó este honor. Solo en 1939 el papa Pío XII nombra a San Francisco Patrón de Italia.

 

DÍA 5.- 17 SEPTIEMBRE         ASÍS – PERUGIA - LAGO TRASIMENO – ASÍS    - 97 km aprox.
Las suaves aguas del Lago Trasimeno.   
D
esayuno-almuerzo
Después del desayuno, encuentro con el guía local y traslado para la visita del centro histórico de Perugia, con evidencias que van desde la época etrusca y romana hasta la Edad Media: Rocca Paolina, Porta Marzia, Corso Vannucci, Fontana Mayor, Palazzo dei Priori. Almuerzo.
Por la tarde, exploración del lago Trasimeno, el más grande del centro de Italia. Salida hacia la ciudad de Passignano sul Trasimeno, en la costa norte, para abordar el ferry* que nos llevará, en un corto paseo, a la isla Maggiore, donde inmediatamente se tiene la impresión de estar en un típico pueblo de pescadores del siglo XV. Además de la vertiente naturalista, apreciaremos los aspectos históricos y bien conservados de algunos restos de la época romana, como el Castillo Guglielmi y los lugares vinculados a la estancia del santo en la isla. La última parte del ferry nos llevará a Castiglione del Lago, en el lado occidental, una encantadora aldea medieval con vistas al hermoso lago. Tiempo libre para un paseo y regreso al hotel en Asís.
Alojamiento. 

*Según el horario de los ferrys/transbordadores al lago Trasimeno, podría ser necesario invertir la visita de Perugia por la tarde.

 

DÍA 6.- 18 SEPTIEMBRE         ASÍS – TODI – SPOLETO – FONTI DEL CLITUNNO – ASÍS   - 158 km aprox. 
Dos joyas de Umbría: Todi y Spoleto.   
Desayuno-almuerzo
Salida hacia el sur para llegar a Todi. Reunión con el guía local y visita del pueblo con vistas a todo el valle del Tevere.
La ciudad está cerrada entre el círculo de muros de tres épocas diferentes: etrusca, romana y medieval, que conservan innumerables tesoros. El complejo Palazzo Comunale, es uno de ellos. En él se incluye el Palazzo del Popolo, el Palazzo del Capitano del siglo XIII y el Palazzo dei Priori. Otro de los tesoros es el Duomo, construido en el siglo XII, y el teatro, que se encuentra en un elegante edificio. Almuerzo.
Traslado a Spoleto, para descubrir, con el guía local, la antigua capital de los duques longobardos. El gran patrimonio histórico y artístico de la ciudad está atestiguado por los períodos históricos más diversos que la vieron como protagonista.
En una postal dirigida a su esposa, el escritor Herman Hesse escribió sobre la ciudad: “…Spoleto es el descubrimiento más hermoso que he hecho en Italia, […] hay una gran cantidad de bellezas casi desconocidas, de montañas, de valles, bosques de robles, conventos, cascadas!”.
Antes de regresar a Asís, haremos una parada en Fonti del Clitunno al que Giosuè Carducci dedicó una oda. Regreso al hotel en Asís.
Alojamiento. 

 

DÍA 7.- 19 SEPTIEMBRE         ASÍS – MONTI SIBILLINI (sendero de Lame Rosse) – ABADÍA DE FIASTRA – SENIGALLIA                                                                                                    185 km aprox.
Una simple pero espectacular caminata por el “Gran Cañón de Marche” y el parque arqueológico de Urbisaglia.
Desayuno-almuerzo-cena
El día de hoy nos lleva al descubrimiento de un camino muy particular y sugerente, dentro del Parco dei Monti Sibillini. Salida hacia el interior de la región de Marche, formada por colinas pintorescas y suaves, hacia el Lago de Fiastra, un lago artificial de la segunda mitad de la década de 1950, al norte del parque. Desde aquí comenzaremos, con nuestro guía de naturaleza, la caminata a lo largo del sendero de Lame Rosse, también llamado Gran Cañón de Marche. Son 7 km de distancia, entre ida y vuelta, con un desnivel de unos 200 metros. Caminaremos entre formaciones en forma de pináculo y torres de grava unidas con arcilla y limos, formados gracias a la erosión de los agentes atmosféricos.
Más tarde, salida hacia el cercano pueblo de Serrapetrona, hogar de Vernaccia, un vino espumoso elaborado con la uva vernaccia negra, que podremos degustar en una bodega, donde también almorzaremos.
Por la tarde, salida para una breve parada en la Abbazia cistercense di S. Maria di Chiaravalle di Fiastra, ubicada dentro de la reserva natural del mismo nombre, antes de llegar a Senigallia.
La noche terminará con una cena de despedida a base de pescado.
Alojamiento. 

Nota: Los zapatos de trekking son esenciales para el sendero Lame Rosse. 

El Parque Nacional de Monti Sibillini
La belleza del paisaje de Marche está formado por el grupo de las montañas Sibillini, un área que se convirtió en un Parque Nacional en 1993.
Cubre un área de 70.000 hectáreas e incluye 16 municipios de Marche y 2 de Umbría. En el área hay evidencias de la glaciación cuaternaria y se encuentran elementos de flora y fauna alpina. Existen numerosas cadenas montañosas que superan los 2.000 metros, incluido el Monte Vettore (2.476 m) donde se encuentra el lago Pilato (1.940 m), la única cuenca natural en la región de Marche donde vive el crustáceo nativo, y muy raro, de Chirocefalo del Marchesoni, de color rojo, que mide solo 9-12 milímetros y nada con el vientre hacia arriba.
La leyenda popular dice que la presencia de estos pequeños animales rojos se remonta al cuerpo de Poncio Pilato, llevado a este lugar remoto, como castigo después de crucificar a Jesús. El paisaje, predominantemente montañoso de piedra caliza, es el de la cadena de los Apeninos que se degrada en el lado este, creando una gran variedad de paisajes y entornos naturales donde el fondo de los ríos y arroyos crean espléndidos desfiladeros, como los de Infernaccio, creado por la erosión de la roca por el agua en millones de años, mientras que el lado occidental, hacia Umbría, se inclina más suavemente, creando grandes valles como los famosos Piani di Castelluccio que, en primavera y verano, aparecen coloreados por miles de tonos. Es aquí donde se cultiva la famosa lenteja IGP autóctona, conocida en todo el mundo. La vegetación de las montañas Sibillini está formada por robles suaves, carpes negros y fresnos, en altitudes más bajas, mientras que los bosques de hayas prevalecen por encima de los 1.000 m, que luego dan paso a prados alpinos en los que hay especies muy raras, como las edelweiss de los Apeninos, la genciana de los Apeninos o el sauce enano, considerado el árbol más pequeño del mundo. Hablando de animales, sin embargo, el parque es el hogar del lobo, el águila real, el halcón peregrino. Solo recientemente se reintrodujeron dos especies, como la gamuza y el venado. 

 

DÍA 8.- 20 SEPTIEMBRE         SENIGALLIA - BOLONIA - BARCELONA
Desayuno
A las 08.00h, salida hacia la ciudad de Bolonia. Llegada a las 10.30h y encuentro con el guía local de habla hispana para realizar una visita al centro histórico de la ciudad, también llamada la “Dotta” (= culta), por su antigua universidad, y la “Grassa” (= grasa), por su gastronomía. Destaca su casco antiguo medieval, entre los más grandes y mejor conservados de toda Europa. A las 14.00h, traslado al aeropuerto de Bolonia para embarcar en el vuelo directo con destino Barcelona.
Llegada y fin de nuestros servicios. 

 

INFORMACIÓN A TENER EN CUENTA 

Transporte – Se utilizan autobuses de diferentes tamaños según el número de participantes: de 8 a 11 pasajeros, autobuses de 30 plazas; de 12 a 15 pasajeros, autobús de 50 plazas.

Se garantiza el distanciamiento social, se realiza una higienización diaria de la cabina y de los filtros del aire acondicionado.

Clima – La región de Marche tiene un clima mediterráneo en las costas y más continental hacia el interior, a lo largo de las zonas de los Apeninos. Nuestro itinerario, que se realiza exclusivamente en los meses de verano, se caracteriza por temperaturas cálidas que alcanzan los 28°-30°C durante el día y más frescas por la noche, tanto a lo largo de la costa como en las zonas montañosas del interior. Condiciones similares se encuentran en Umbría, donde tenemos un clima semi-continental. De hecho, aunque es una región no bañada por el mar, todavía se ve afectada por su relativa proximidad. En verano, por lo tanto, hay temperaturas cálidas durante el día (28-30°C) y más frescas por la noche. Lluvia baja, excepto por posibles lluvias cortas de verano.

Alojamientos y comida – Para nuestro recorrido utilizamos, principalmente, hoteles de 4* cuidadosamente seleccionados. Durante el viaje se incluyen 7 almuerzos con productos típicos y vinos locales y 1 cena de despedida.