DESTINOS
* malaika, del suahili: Ángel
POMPEYA Y LA CAMPANIA MÁS DESCONOCIDA -DEL 9 AL 13 DE OCTUBRE 2020 - Guiado por el Profesor CARLES BUENACASA, Dr. en Historia Antigua

Duración: 05 dias
Número de  participantes: Máximo 15 personas
Del 9 al 13 de Octubre 2020

 

Precio por  persona en habitación doble: 1820.00€
Tasas de aeropuerto (a reconfirmar en el momento de la emisión):75.00€
Supl. habitación individual: 300.00€

 

La Campania, la región conformada por las fértiles tierras entorno al Vesubio , no solo es rica por la legendaria fertilidad de sus campos, sino también por la abundancia y calidad de sus yacimientos arqueológicos. De entre todos ellos destaca, muy especialmente, Pompeya, un yacimiento que muchos han visitado pero que todavía es capaz de deparar sorpresas para aquellos que no le han podido dedicar todo el tiempo que sus extraordinarias dimensiones requiere. En este viaje, por un lado, os proponemos visitar los rincones menos conocidos de esta antigua ciudad y, por la otra, os haremos conocer otros yacimientos que tampoco acostumbran a recibir demasiada atención por parte de los turistas convencionales, caso de la villa Regina de Boscoreale, del puerto comercial de Pozzuoli, del mitreo y anfiteatro de Cápua o de las playas de la “costa amalfitana”, unos sinuosos relevos que sedujeron, nada más y nada menos, que Ulises y su tropa de esforzados marineros.

 

Vuelos con la compañía VUELING

BARCELONA -  NÁPOLES    09 OCTUBRE    VY6502    1930 / 2125
NÁPOLES - BARCELONA     13 OCTUBRE    VY6503     2205 / 0010+1

 

DIA 1.- 09 OCTUBRE              BARCELONA – NÁPOLES   
¡Cerramos las maletas y hacia el Vesubio!
Presentación en el aeropuerto del Prat dos horas antes de la salida del vuelo.
Salida hacia Nápoles, la capital de la Campania, y llegada al aeropuerto de Capodichino.
A la llegada traslado al hotel.
Cena libre y alojamiento.    

 

DIA 2.- 10 OCTUBRE               NÁPOLES – POMPEYA - BOSCOREALE - NÁPOLES  
La Pompeya más desconocida.
Desayuno - almuerzo
Después del desayuno nos dirigiremos hacia la mítica Pompeya para pasar toda la mañana haciendo unas visitas nada habituales. En lugar de hacer el recorrido que ya hemos realizado en otras ocasiones, esta vez nos perderemos por las calles y barrios menos frecuentados de la ciudad. Es el caso, por ejemplo, de la necrópolis de Porta  Nocera (ss. I a. C.-Y d. C.), que concentra todo un conjunto de interesantes mausoleos funerarios del estilo fachada de casa urbana; del Orto dei Fugiaschi, tristemente famoso por las trece víctimas sorprendidas por nubes de fluidos piroclásticos mientras intentaban saltar por encima el muro y huir por la vía Nocera; del  panificio, un horno de pan que estaba a pleno funcionamiento cuando la boca del volcán estalló y todo el personal, huyó a la carrera; del foro triangular (s. VI a. C.), una de las áreas más antiguas de la ciudad, donde se encuentra la palestra samnítica y, sobre todo, el templo de Isis (s. II a. C.), un bonito santuario todo estucado de blanco que había quedado bastante dañado por los terremotos del año 62 d.C Además, también aprovecharemos para entrar en algunas de las casas menos conocidas. Si los horarios de apertura nos lo permiten, las casas que visitaremos serán las siguientes: la Casa del Criptopòrtico, la Casa del Frutetto y la Casa dell´Efebo. En caso de que estas residencias no sean posibles, se sustituirían por otras de interés equivalente.
Después de comer, nos dirigiremos hacia Boscoreale, donde podremos entrar a la villa Regina (s. I a. C.), recientemente abierta al público después de un larguísimo periodo de clausura a causa de la restauración del edificio.
Se trata de un ejemplo de explotación eminentemente rústica organizada en torno a un patio porticado que contiene, enterradas, dieciocho ánforas empleadas para el envejecimiento del vino, además de otras dependencias para moler el cereal o la prensa del mosto. Junto a la villa, en el museo del Antiquarium, se exhibe un interesante conjunto de hallazgos realizados en el entorno que nos ilustran sobre el modo de vida de los campesinos romanos en tiempo de la erupción del Vesubio. Una vez acabadas estas visitas, regresaremos a Nápoles donde cenaremos por libre.
Alojamiento. 

 

DIA 3.- 11 OCTUBRE               NÁPOLES - POZZUOLI – NÁPOLES
Puteoli, un centro comercial muy activo
Desayuno – almuerzo
Después del desayuno, dedicaremos todo el día de hoy para conocer mejor Pozzuoli (la antigua Puteoli), uno de los puertos más importantes de la península Itálica, pues era el lugar donde se desembarcaba el cereal destinado a la alimentación de la plebe romana (el resto del camino se hacía por tierra, en carro).
De aquellos tiempos queda el templo de Serapis (finales del s. I d. C.) que, en realidad, es un mercado de planta cuadrangular, con las tiendas organizadas entorno un edificio circular central. Las columnas, de mármol cipollino, están muy malogradas a causa del bradisismo local, que provoca el ascenso o descenso constante del nivel del suelo de manera imperceptible para el ser humano (a un ritmo de un centímetro por año). También en Pozzuoli, podremos contemplar el gran anfiteatro (finales del s. I d. C.), con capacidad para unos 40.000 espectadores, que sería el tercero más grande de los que hay en Italia (después del de Roma y del de Capua).
A continuación, nuestro periplo nos llevará hasta la catedral (s. XVII), que se erigió en el siglo V aprovechando  las estructuras del templo de Augusto (s. I a. C.); y  la piscina mirabilis (70 m x 25 m x 15 m), un enorme depósito de agua con capacidad para 12.000 m3, que recogía las aguas del Serino, a 100 km de distancia (esta visita, no obstante, no la podemos confirmar en este momento).
Por la tarde, bajaremos al subsuelo de Pozzuoli para acceder al Rione Tierra (s. II a. C.), que preserva todo un barrio de la ciudad allí fundada por los griegos de Samos en 531 a. C. (con el nombre de Dicearquia) y que los romanos modificaron para asentar su colonia (194 a.C.).
Antes de regresar a Nápoles, nos acercaremos hasta la conocida como Tumba de Virgilio, una atribución totalmente incierta alentada por los versos que este poeta compuso como epitafio funerario: “Mantua me creó, Calabria me cautivó, ahora me posee Nápoles”. Una vez acabadas las visitas, regresaremos a Nápoles donde cenaremos por libre.
Alojamiento.   

 

DIA 4. 12 OCTUBRE                NÁPOLES - POSITANO - AMALFI – NÁPOLES
La costa amalfitana, hogar de las míticas sirenas
Desayuno – almuerzo
El día de hoy, una vez rehechos con un buen desayuno, lo dedicaremos a recorrer la costa amalfitana.
No sé si llegaremos a escuchar el dulce gorjear de las sirenas, pero, ciertamente, quedaremos embrujados por la belleza de sus parajes naturales.
Así pues, de buena mañana, saldremos hacia la villa romana de Positano (s. I a. C.), que se acaba de abrir al público recientemente. Esta imponente residencia aristocrática quedó sepultada por un alud de cenizas que habían quedado retenidas en la cumbre de los Montes Lactaris y que se desplomó sobre la villa por causa de unas lluvias que sepultaron totalmente el edificio.
Gracias al largo proceso de restauración, se ha podido recuperar una parte muy importante de las ricas y magníficas pinturas que alegraban las paredes del domicilio con sus vivos colores.
Después, continuaremos camino hasta Amalfi, una de las históricas repúblicas marineras italianas medievales (junto con Pisa, Génova y Venecia), edificada en un desfiladero rocoso al pie del Monte Cerreto. Incluida dentro de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, la villa se encuentra dominada por el Duomo (s.X), dedicado a San Andrés y decorado con fajas alternas de mármol blanco y negro que culminan en un mosaico de estilo bizantino mostrando el tema clásico de Cristo-Pantocrátor. Dedicaremos parte de la tarde a recorrer sus históricas calles, y disfrutaremos de tiempo libre para perdernos por sus laberínticas calles.
Al terminar, regresaremos a Nápoles.
Cena libre y alojamiento. 

 

DIA 5.- 13 OCTUBRE               NÁPOLES – CAPUA – BARCELONA
El mitreo de Capua , una joya de la antigüedad
Desayuno- almuerzo
A la hora prevista, una vez desayunados, saldremos con las maletas para hacer las últimas visitas de nuestro viaje por la Campania. Para empezar, nos pararemos a la villa de Posilipo (s. I a. C.), el nombre de la cual, en griego, quería decir ‘la que frena el peligro’ o, también, ‘la que para el dolor’.
Allí, colgada directamente sobre el mar, el caballero, Publio Polión se hizo construir una residencia muy suntuosa que incluía un teatro para 2.000 espectadores, un odeón para la recitación poética y todo un complejo termal. Una vez acabada esta visita, continuaremos nuestro camino hacia Santa Maria Capua Vetere, ciudad famosa, sobre todo, por haber sido el punto de partida de la revuelta de Espartaco (s. I a. C.). Fundada por los etruscos entorno el 600 a. C., Capua fue una ciudad muy importante en la época imperial.
De aquellos tiempos quedan unos restos de la muralla, evidencias de un acueducto y, sobre todo, un gran anfiteatro, el segundo más grande de toda Italia y el primero a ser construido en Occidente, pues ya existía en el 73 a. C., momento en qué Espartaco decidió no participar más en los juegos de gladiadores que allí tenían lugar. Junto al teatro se encuentra el Museo dei Gladiatori, que nos permitirá familiarizarnos en el modo de vida de estos profesionales de la arena que, cada día, arriesgaban sus vidas en estos crueles espectáculos.
En las inmediaciones del anfiteatro se encuentra el mitreo (s. II d. C.), una caverna subterránea dedicada al culto a Mitra que todavía conserva intactas las pinturas alusivas al taurobolio, el mito de la creación gracias al sacrificio del bravo cósmico.
Para acabar, nos dirigiremos hacia la abadía de Santo’Angelo in Formes (s. X), que se construyó reutilizando las estructuras del templo de Diana Tifatina.
Después de comer, a la hora prevista nos dirigiremos hacia el aeropuerto de Capodichino donde tomaremos el vuelo destino Barcelona.
Llegada y fin de nuestros servicios.